-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

miércoles, octubre 18, 2006

Mes de bienvenidas

Parece ayer cuando despegué de Madrid sin enterarme, ya que me dormí nada más sentarme y me desperté con el olor a comida de avión. Sin embargo ha pasado un mes. Un mes... con muchas cosas para contar, más que en todo el verano navarro laburando. Pero igual que cuando llegué el año pasado, la primera canción que escuché en Argentina, fue Bisbal. Parece que no me fui lo suficientemente lejos... Y encima, cuando voy a buscar a mi hermana al aeropuerto, llegaba él en el mismo avión, y todas las fans y todas las payasadas y bueh!

Para empezar anduve viajando familiarme por el país. Qué destacar? Muchas cosas, pero entre ellas, lo aburrido que es viajar en autobús. Como cómico, destacaría Los problemas que nos surgieron con el alquiler de autos. Un día, tuvimos que manejar por una ruta totalmente embarrada en la que los trompos y el barro formaban parte del camino, junto a algún que otro ñandú. Otro día, sucedió lo temible. Para empezar, una piedrita marcó la luna delantera. ¿Cómo ocultarlo? con barro... De acuerdo, coche manchado, capaz nos cobren la limpieza del auto, pero seguro que es más barato que el roto de la luna. Todo siguió bien... hasta que un ruido nos percató que algo no iba bien en el neumático. No puede ser. Diez de la noche, en medio de los lagos, de noche, camino de ripio, sin ningún vehículo y el pueblo más cercano a una hora... Así que a cambiar el neumático bajo las estrellas. La rueda reventada!!! Pasar a la empresa del alquiler el cristal con barro.... puede ser, pero como abra el baul (maletero...) esto se complica. Al rato, una liebre kamikace se lanzó contra el coche. No pudimos esquivarla. La siguiente liebre, no la atropellamos, pero como no se quitaba de la ruta, fue durante 3 kms corriendo delante del auto, parecía un encierro de San Fermín. Por fin, agotada se retiró (por los pelos...). Más tarde, nos dimos cuenta que un faro del auto no iluminaba. Y todavía hay más.... el baul, NO ABRE, se ha roto la cerradura. Ahora bien,como devolver el auto a la empresa sin que se percate de todo esto?? Pues bien, fuimos con el coche embarrado, con las luces apagadas (aunque en argentina es obligatorio llevarlas encendidas siempre), con el baul abierto pero cerrado, para que podamos abrirlo aunque no funcione la cerradura, y la rueda... pues que no la mire!!!

Funcionó, y no se dio cuenta de nada. Hasta que el autobús no arrancó, no nos sentimos seguros, pero justo arrancó y paró, que pasó? Habrá venido la mina de la agencia a buscarnos?? Noooooo, hemos pinchado la rueda!! Bufff, por lo menos no tenemos que cambiarla nosotros!!! jeje Tras eso, nada mejor que un buen asado, con buena fiesta, y mucha mejor compañía en Rosario, con grandes amigos que nunca fallan! Ni que decir del éxito que tuvo el Patxarán y la bota de vino.

ESPICHE. Y ya me despedí de la familia, y comenzó mi fase de aclimatación. QUé hacer?? Pues, a la Oktober Fest, que es una fiesta de la cerveza, y se comenta que la tercera mejor del mundo tras la de Munich y Río de Janeiro. Y ahí, me fuí. Guardé la bota en la mochila, y me compré un Chopp, que no es otra cosa más que una jarra de cerveza, normalmente de cerámica o cristal. Lo siguiente... ir pasando por los puestos de cerveza artesanal e ir rellenandola. Junto a todo esto, destacar que había un puesto de jamón crudo llamado Roncesvalles (sí, como el de mi tierra!!!), puestos de gastronomía alemana (todo con chucrut!!!), y un escenario con folclore de distintos países (incluido España, aunque el folclore español se limita al flamenco, y de vez en cuando gaiteros gallegos), pero lo que más triunfó fue un grupo mariachi. Grande todo el mundo cantando "El Rey". Pero si realmente hay que destacar algo del oktober fest, es el ESPICHE. Que es? Pues en el escenario, se agita un barril de cerveza, y tras un protocolo con los personajes típicos de la fiesta (el monje negro y demás), se pincha el barril, produciéndose una lluvia de cerveza a todos los cercanos, que con sus chops intentan beber del preciado líquito (dicen que trae buena suerte!!). Es como un Txupinazo... pero de cerveza, y previa cuenta regresiva.

Y de ahí, poquito a poquito a La Plata a visitar a dos amigas, Vale y Meme, y de paso recuperarme del fin de semana. Ni que decir lo bien que me cuidaron, ya que me prepararon hasta frutillas con crema (o sea, fresas con nata!!!). Y siguiendo rumbo sur, al encuentro de Mochileros en Mar Chiquita, localidad cercana a Mar del Plata, en donde paré a saludar a la primera familia que me alojó el año pasado, y a la cual había prometido mi visita. Guada y familia, nuevamente maravillosos. Y nuevamente, uno promete volver a visitarles al año siguiente.

El encuentro de mochileros bárbaro. Con grandes amigos, vino, botas de vino, patxarán (y su parecido a unos caramelos que hay por acá... estoy pensando llevarme kilos de esos caramelos y venderlos en pamplona: "caramelos sabor patxarán!!!!"),...y fueron pasando los dias, los asados, la playa...

Mirando al cielo, uno ve la Cruz del Sur (acá no se ve la estrella polar, obvio!!). Y yo, estuve todo el año pasado pensando que la Cruz del Sur era una... resultó ser otra, así que decidí no mirar para arriba, y mirar al frente, al horizonte, hacia el cual me dirijo, rumbo sur, rumbo Punta Arenas, ya en Chile y a unos cuantos cientos de kilómetros de acá.

Ahora desde Bahia Blanca, en casa de unos amigos, uno ve la ruta que se pone delante llamandote a voces. Lo necesito. Porque si no me voy ya, corro el peligro de quedarme todo el año en la provincia de bs as y alrededores, iendo de asado en asado, y de encuentro en encuentro...

5 comentarios:

  1. Anónimo4:51 a. m.

    POR F I N recibimos algo tuyo, aunque me gusta MAS corto, pero MENOS espaciado en el tiempo. Todo se andará. Disfruta de todo, pues la vida es corta según se mire. SUERTE, mucha SUERTE en tu largo caminar. No puedo olvidarte...

    ResponderEliminar
  2. Bárbara5:28 a. m.

    JJ!!!!!!!
    Que ilusión saber de tus aventuras viajeras de nuevo!!
    Me dio mucha pena vernos tan poquito por Pamplona, pero me alegra ver que sigues tan bien!!!
    Un petò y a seguir poniéndonos los dientes largos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Che ....quiero ver las fotos de la ultima noche ( inolvidable de por cierto) Asi que aprende a subirlas o mandaselas a FEr...
    Espero que la ruta te este tratando bien y que las hormigas argentinas...esas que te supieron dar la bienvenida..sigan guiando tu camino...
    Cualquier cosa...preguntale a alguna hormiguita que pase con traje de baño ( jaja esta imagen me remite a Horacio Guarany en Tanga jaajajaj) , y te va a indicar el camino a Mardel...
    Cuidate!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:46 a. m.

    Me alegra que tu nueva aventura te siga llenando tanto como la anterior. Continua disfrutando.
    Un besote.
    Helena.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:06 a. m.

    ESE JOTAS!!!!!

    Me alegro de volver a saber de tí. Ya se te echaba de menos. Sin más, decirte ke kontinues viviendo esa tu aventura tan profundamente komo siempre. Así, algún día conseguirás ke los demás sigamos tus pasos.
    Un abrazo mu fuerteeeeeeee

    -El caso Colochini-

    ResponderEliminar