-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

lunes, diciembre 19, 2005

Saltos del Moconá (=que todo lo traga, en guaraní)

Antes que nada, quiero decir que tras escribir la anterior entrada, en la que hice alusiones a los cortes de luz... esa misma noche se fue la luz varias horas, debido a una tormenta increible que llovio... como no habia visto hace tiempo.
Sin embargo, al pueblo que fui, El Soberbio, la luz no volvio hasta las 11 de la mañana del dia siguiente, lo que hizo que la gente no pudiera dormir con el ventilador encendido, y sufrieran el incesante ataque de los mosquitos; lo cual propicio que hubiera gente con cara de sueño...
El Soberbio es un pueblo pequeñito, de 7000 personas, y muy muy tranquilo. Todo el mundo se conoce, no hay robos... o sea, como tiene que ser. Yo, puesto que la excursion a los saltos iba a hacerla por agencia y no salia barata, tenia pensado dormir en la plaza del pueblo, tal y como me habia dicho la Policia que hacian muchos mochileros, pero... paseando por el pueblo me entere que justo esa noche habia una fiesta de 15 años, y una fiesta de egresados (fin de secundaria). Asi que en la plaza del pueblo iba a hacer de todo menos dormir... ¿Alternativa? En la zona verde que habia entre la gasolinera y la gendarmeria. Segura, con gente todo el dia para tomar mate... Y ahi fui, y me puse a tomar mate con el de la gasolinera.
Al rato, aparecio el de la agencia, y me dijo que si queria me podia llevar a un camping que habia en el pueblo, de un tipo que era repiola.... que lo viera, y si me convencía, listo, sin compromiso. Fui... y el sitio era increible, verde... al lado del rio uruguay, con salida para bañarse... asadores, cocina, baños.... EL precio? 3 pesos. El tipo se llamaba Mario... y era super agradable. Estuvimos toda la noche charlando... y resulta que también estudió Educación Física, gracias a lo cual... me dijo que no me iba a cobrar!! guay!!
Y al dia siguiente, madrugon para hacer la excursión. Ibamos a ir por el lado brasileño, que es mas facil llegar, y se ven mejores panoramicas. Primero atravesar el río Uruguay en una balsa, luego 130 kms en 4x4... atravesando bellos paisajes, rios colorados, muchas iglesias (hay muchas religiones, y cada una su iglesia), muchisimos cementerios muy coloridos (por la misma razon que las iglesias), muchos cultivos de tabaco y secaderos, ... hasta llegar a los saltos.
INCREIBLES.
Estos saltos, son unicos puesto que el corte de la tierra no es transversal al recorrido del rio, sino que es longitudinal... lo que hace que sean 3 kilometros consecutivos de caida de agua... Y vaya caida!!! Son 10-12 metros, pero cubre unos 100-120 metros!!! Y bueno, que deciros... increible!! Las fotos lo demuestran (aunque no me canse de sacar fotos y videos). Parece que es imposible que haya tanta agua junta...
Volvimos, y para el atardecer.... como mandan los libros del buen vivir.... que mejor que ver el atardecer nadando en el rio Uruguay?? (Con el mate en la orilla... )
Un lugar idílico, increible la paz, la tranquilida... y el agua tan tibia, daba pereza salir, aunque afuera, no hacia frio precisamente!!!
Y para acabar todo el espectaculo, de noche pudimos ver como salia la luna desde detras de la montaña situada al otro lado del rio (ya en Brasil). Parece mentira que la luna se moviera tan rapido, y las estrellas... seguro que alguna no tiene nombre, porque habia miles... y la tranquilidad, algo impagable ese placer de sentirse libre, unico en el mundo, en un lugar unico, en un momento unico. Increible.

5 comentarios:

  1. Anónimo5:42 p. m.

    kaixo potxolo!
    zer moduz zaude? ni ongi, beno, orain lazkaon, baina bihar ia ia azken eguna da, gauean azken afaria daukagu eta gero juerga handia egingo dugu, ostegunean iruñara itzuliko naiz. beno, ya egutegia egina dago, esango dizut!
    ah!!! gaur, mazpidera etorri da argentinako emakume bat, interneten bidez, euskera ikasten ari dela. mendozakoa da, baina orain ez dut gogoratzen herria. esango dizut ere. ta hori.
    muxu1 ta zaindu!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:31 p. m.

    Mochilero de mi vidaaaaaaaaaaaaaa!!!por donde andas ??
    tas bien?
    me mandas un mail please
    marylamamita22
    FEELIIZZZ NNAAVVIIDDAADDDDDDDD!!!!!!!
    por si no t encuentro antes
    te kero bb!!
    cuidate si ??

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:18 a. m.

    FELIZ NAVIDAD!!!
    Es increible cada foto y cada cosa que cuentas, es como un sueño y tú lo estás haciendo realidad. Ayer hablando con Carmen (mi amiga de Salamanca) me preguntó por tí, y bueno hablando llegamos a la conclusión de que lo que estás haciendo tiene que cambiarte por completo y que ojalá algún día podamos nosotras también hacerlo. Como dice una canción de Ismael Serrano "los viajes traen a otros vistiendo nuestra piel".
    Yo no he tenido mucho tiempo últimamente, el curro, las clases... y ahora llevo un buen rato leyendo tus aventuras. Por cierto, no soy la única que me he echado noviete, no? aunque lo tuyo parece ir en serio, jeje. Qué cabrón!! Bueno pos nada más, pasa unas felices fiestas por ahí y cuídate mucho. Moitos biquiños e bo nadal!!!
    Cris

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:26 a. m.

    Por cierto, no soy la única que me he echado noviete, no? aunque lo tuyo parece ir en serio, jeje. Qué cabrón!! Bueno pos
    snif, snif! no me cuentas d eso ??
    mochilero besos sabor a dulce de leche?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:26 a. m.

    Felice año Jose!!!
    Eres un fenomeno, lo estas consiguiendo, tu sueño hecho realidad. Me alegro de verte feliz, de verte risueño;
    ayer estuve leyendo y estas palabras me recordaron a ti.
    Espero volver a verte pronto amigo. No te olvidamos!!

    "…Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
    cantando;
    y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
    y con su pozo blanco.

    Todas la tardes, el cielo será azul y plácido;
    y tocarán, como esta tarde están tocando,
    las campanas del campanario.

    Se morirán aquellos que me amaron;
    y el pueblo se hará nuevo cada año;
    y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado.
    mi espíritu errará, nostálgico…

    Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
    verde, sin pozo blanco,
    sin cielo azul y plácido…
    Y se quedarán los pájaros cantando."

    "Antaño, fronteras y destierros
    configuraban las penas que solo la muerte superaba,
    ominosa con sus reflejos de nada y sufrimiento.
    Quimeras en los bosques y puentes inconmensurables
    guardados por gigantes ocluían los caminos
    y en las posadas de más allá los mares, la leyendas
    temores y prudencias vertían en los parcos oídos
    que las escuchaban. Y, de este lado, minuciosos viajeros
    las aventuras y el amor narraban
    que aquellas exóticas comarcas
    depararan a sus pasos erráticos y codiciosos.

    Hoy, Buenos Aires, la técnica y la historia
    anulan las distancias y el misterio y la línea prolija
    del cemento tu silueta iguala a la de mil ciudades.
    Antes el límite era también huida y esperanza,
    reconfiguración del hado y epopeya.
    Hoy, Buenos Aires, en algún sitio de vos donde te escribo,
    la misma sucesión de signos y expectancias
    me dice que ya no estoy en vos y no hay refugio
    o salvataje que nos tiendan un lazo
    capaz de importunarnos en lo diferenciado.
    Desde la cárcel de un mundo sin arcanos,
    confecciona el hastío tu ruido y laberinto abierto
    y esa fealdad bullente en tus entrañas,
    cuando la miseria lapida tus falsos esplendores."

    ResponderEliminar