-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

jueves, abril 19, 2007

De vuelta a Iquique

Estaba en Parinacota, y eran las 15.00 horas. Todavía era pronto como para quedarme el resto del día en este pueblo de 10 casas. Bonito, pero no daba más. Me puse en la ruta a hacer dedo, mi objetivo, llegar a Visviri, localidad chilena más al norte. Al poco tiempo, pasó el único autobús semanal que une "el mundo" con Visviri, pero quería llegar con mi medio de transporte: a dedo. Tuve suerte, y a la hora pasó otro auto, que me paró. En él viajaba Don Ángel, concejal de Visviri. Me llevó rápido hasta el puebloo (90 kms de ripio en 1:30 horas). Él se dedicaba a la cría de ganado de llamas y alpacas (como el resto de los 1000 habitantes de la comuna). Así que por el camino, fuí aprendiendo a diferenciar llamas y alpacas, a como se valora un buen ejemplar por su piel, a las dificultades de la inseminación artificial, ... incluso le conseguí trabajo a mi hermana para trabajar de ingeniera en una explotación ganadera.

Tras el viaje por el altiplano chileno a través de la pampa con tolas y algunas queñoas, y alpacas, llamas y alguna escurridizas vicuñas y vizcachas, fuimos atravesando pueblitos pequeños en los que apenas había 5 casas habitadas. Todas ellas de adobe, con un corral para el ganado al lado, y eso sí, una iglesia cerca, echa de adobe pero pintada de un blanco que hace distinguirla a lo lejos. Llegamos a Visviri ya anocheciendo, y Don Ángel me dijo que no habría problema en que acampara en la plaza del pueblo, en un porchecito que hay junto a la biblioteca y la casa de cultura. Estaba bien, sin problemas por el viento y resguardado (con un cañizo) de la lluvia; y con una llave de agua cercana. Es normal en estos pueblitos el que haya llaves de agua por la calle. El agua es gratis para todos, y la electricidad también, aunque como no llegan cables de luz, se produce con un generador de 7 de la tarde a media noche. Se plantea el traer la electricidad desde la cercana bolivia (con más fácil acceso que desde Chile, pero problemas diplomáticos lo enlentecen).

Pasé mi primera noche en Visviri, comprobando que a las noches no hace precisamente calor. No tenía pensado estar más de un día por el lugar, pero era sábado, y me habían dicho que el domingo hacen una feria en la triple frontera existente entre Perú, Chile y Bolivia. Así que me quedaría para verla. Para hacer tiempo, el sábado me fuí a Charaña, que es un pueblito boliviano que se encuentra a un kilómetro siguiendo la vía del ferrocarril que unía Aríca con La Paz. Nuevamente un pensamiento internacionalista viene. Un lugar en el que el ganado pasta libremente, y yo necesito llenar unos papelitos porque cambio de país, aunque la gente sea igual. Y así fué como llegué por primera vez a Bolivia. Más suciedad, más barato todo, y más "dejado" todo. Tanto que ni me sellaron el pasaporte. El encargado no estaba, así que bueno, no importaba. Y paseando, ví curiosos carteles (que prohibían opinar), puestos de comida (que no me pude resistir a comer alpaca con arroz y demás agregados), ... Incluso estuve aprendiendo un poco de aymará. Una nube amenazaba así que decidí volver hacia Chile, y al llegar, obviamente, nuevamente a hacer papeleo fronterizo. Justo había habido cambio de turno en la frontera, y estaban charlando animadamente. Me uní a la conversación, invitándome a una cerveza... y ahí empezó una importante amistad con los carabineros (al mando de Mansilla, que me abrió totalmente las puertas del cuartel para todo lo que necesitara), con el SAG y con la Policía Internacional. Los siguientes días vería películas con ellos, me refugiaría del frío, tomaríamos cerveza, charlaríamos, me invitarían a almorzar, cenar, ... y me facilitarían mis "procedimientos fronterizos".

El domingo, fuí a la feria. Los chilenos, vendían sus pieles de alpaca y llama. Y los peruanos corrían a comprarlas, peleándose por cada piel. Luego negociaban el precio según la calidad y cantidad. En Chile no existen empresas que utilicen estas pieles, pero en Perú sí. Ahí me encontré con Domingo, un amigo de Visviri, de unos 50 años, técnico en Aymará, con el que aprendí más palabras, y que me estuve enseñando en qué consiste la negociación y la calidad de cada tejido. De Chile, me fuí a Perú, a ver el mercado de frutas, electrónica y demás. Había cualquier cantidad de cosas, y de lo más variadas. Ahí conocí a unos profesores de Bolivia. Ellos sabían de mi existencia, porque al entrar a Bolivia el día anterior, el que "vigilaba" la entrada al saber que yo había estudiado Educación Física insistía en que hablara con los profesores para compartir conocimientos. Almorcé con ellos mientras charlábamos. Muy buena gente. De ahí, nos fuimos al pueblo de Bolivia (a 100 metros), y luego viajamos al pueblo de Bolivia que estuve el otro día, Charaña, y donde ellos vivían. En Charaña justo celebraban estos días su aniversario como comuna, así que había partidos de fútbol (masculino y femenino), con mucho público, y música andina (zampoñas y tamboriles) con músicos vestidos con ropa tradicional. Cada gol lo celebraban con petardos, como si de la final se tratara. Me contaron qu estos días de fiesta, se toma mucho. Lo qué? Alcohol. Yo pregunté... alcohol con qué? Qué tipo de alcohol? Pero no, es alcohol puro. Contaban que si lo tiras desde el hombro, al suelo llega ya evaporado. Con mis amigos, fuimos a jugar un partido de basquet. Fué curioso, porque como os imaginareis, los bolivianos no son en general muy altos... jeje. Así que me sentía un jugador de baloncesto de los altos. Pero el tema de la altura, creo que ellos lo llevaban mejor, ya que cada jugada tenía que parar a respirar.

Pensaba quedarme a seguir las fiestas de aniversario, pero ya estaba un poco cansado del frío y de que todas las tardes diluviara (el invierno boliviano, enero y febrero, trae muchas lluvias, y este año se ha alargado más de lo debido). Así que me fuí a los carabineros para esperar que algún camión entrara a Chile para viajar con él. Se hizo derrogar el camión, y pasé todo el día viendo tele y almorzando con los carabineros. El oficial (o sub-oficial, no entiendo de rangos), todo el rato preocupándose de que estuviera bien y si quería algo... Por fin, a media tarde, pasó un camión que iba a Arica. Iba vacío, así que el viaje (que es en contínua pendiente) no se iba a demorar tanto como si fuera cargado. Viajamos durante varias horas, mientras iba anocheciendo. No quería llegar a Arica tarde de noche, porque no sabía ni donde iba a dormir, así que yendo a lo seguro, me paré en Poconchile, donde ya conocía a dormir. Al día siguiente, seguí a Arica, donde Daniella me ofreció alojarme.

Daniella es amiga de Luciano, que fué mi anfitrión en Viña del Mar, y que me consiguió el viaje a Isla de Pascua (sin comentarios). Así que fuí para su casa, y me instalé. Eso sí, ella me dijo que le tendría que pagar... ¿cómo? Pues ella es profesora con niños pequeños, así que tendría que ir a hablar con ellos. Nuevamente me iban a llamar "tío", como aquella vez en Chiloé. Encantado, y la experiencia, obviamente, supergratificante. Es más, también me llevé regalos: muchos dibujos de los niños deseando que vuelva a estar con ellos, o preguntando a ver cuando voy a volver.

Arica, es la capital de la nueva XV. Región, ya que se separó de la I. Región. Ciudad en la que muchos adultos jamás vieron llover, fundada en 1565, era un importante puerto para la plata de Potosí (Bolivía). En territorio peruano, pasó a ser chileno tras la guerra del Pacífico, confirmándose en el tratado de 1929. Con esta guerra Bolivia se quedó sin salida al mar, y se cuenta que Chile le ofrece una pequeña franja de su territorio, entre el ferrocarril Arica-La Paz y la frontera con Perú; pero los peruanos al parecer no quieren (ellos reclaman que ese territorio es suyo también).

Lo más famoso de Arica es El Morro, que con 110 metros de altura domina la ciudad. En él se produjo una decisiva batalla en tre Chile y Perú el 7 de junio de 1880. Hay un museo histórico que lo recuerda, un Monumento al soldado desaparecido anónimo y una enorme cruz que se ilumina de noche. También hay una enorme bandera chilena, obvio!!! Pero hay más cosas para ver en Arica, entre ellos varios edificios de Gustave Eiffel (que tiene muchos edificios en toda América latina). En Arica, construyó la antigua aduana, en 1874, que fue construída a orillas del mar, pero que el paso del tiempo la ha dejado a 200 metros del mar. Ahora es la Casa de Cultura.

Otro edificio de Eiffel es la Iglesia de San Marcos, que fué encargada por el gobierno peruano para colocarla en Ancón (al norte de Lima), pero como justo en 1868 un terremoto destruyó la antigua iglesia, la colocaron acá. Impensablemente es de hierro (no lo parece para nada), a excepción de su puerta de madera.

Tras el buen trato recibido en casa de Daniella llegó el momento de seguir viaje, rumbo a Iquique, de nuevo a casa de mi amigo Enzo. Me llevaron a la salida y estuve haciendo dedo. No había mucho tránsito, porque era viernes santo. Pero a las 2 horas paró un coche. Él no iba a Iquique, iba un poquito más allá, a Pica, un oasis que yo quería visitar después de pasar por Iquique, pero... no pude rechazar la opción de ir directo hasta allí. Esto es lo bonito del viaje, no hay planes, no hay objetivos a corto plazo... la ruta proveerá, el viento nos llevará.

Tras varias horas viajando hacia el sur, llegamos al desvío a Pica. Un camino rodeado de desierto, y al fondo una "mancha" verda, un oasis, el pueblo. Un señor me dijo que si iba a Pica no me iba a querer ir de Chile; la razón, sus frutas. Llegué, me paré en un camping y fuí a reconocer el pueblo. La plaza del pueblo, muy bonita, pequeñita, acogedora y con mucha vegetación (sobre todo si pensamos que es el desierto). Estuve dos noches. Pero era fin de semana, y además semana santa, por lo que había muchíiiiisima gente. Sobre todo en La Cocha, que son unos baños termales. Pensaba bañarme, pero entre tanta gente no creo que lo hubiera disfrutado así que decidí hacer otra cosa, tomar fruta (mis padres estarían orgullosos). Pero es que era fácil comer los deliciosos mangos que había, y tomar jugos de mango, de guayaba, de melón, de naranja, de limón.... mmmmm, ya los echo de menos. Realmente, una delicia.

Y el domingo iba dirección a Iquique (ahora sí), pero decidí parar en La Tirana, el centro religioso de la zona, a la que el 16 de julio acuden decenas de miles de peregrinos, que pasan una semana en el pequeño pueblo de 1000 habitantes. Obviamente, en esta fiesta se juntan las celebraciones religiosas con las celebraciones alcohólicas (por llamarlas de alguna forma). Cuenta la leyenda que una princesa inca, iva con Diego de Almagro en su expedición de 1535 por Chile. Pero ella no le quería a él, y huyó a Pica con 100 guerreros incas que lucharon contra todos los que se pusieron delante, incluso indígenas bautizados. Por eso le llamaban La Tirana. Pero un día se enamoró de un minero portugués que en 1554 habían capturado sus guerreros. La Tirana intentó liberarlo de su segura ejecución, por lo que el ejército sospechó. Cuando el minero intentaba bautizarla con un cántaro de agua, para compartir juntos la eternidad, sus soldados los alcanzaron con flechas y loos mataron. 10 años después, un viejo predicador descubrió una cruz que supuestamente marca donde están enterrados los amantes, en medio del bosque. Allí construyó una capilla, y más tarde se construyó el actual edifico. Eso dice la leyenda...

Seguí mi viaje, sin muchos problemas, y sin muchas demoras, para llegar de nuevo a Iquique, a casa de un genio, a casa de Enzo. Ahora tocaba disfrutar y descansar, mi plan de viaje por Chile, lo había cumplido con creces. QUería haberlo recorrido en 3 meses, y llevaba algo así como 6 meses por este lindo país, y había llegado desde Punta Arenas, hasta Visviri, más de 4000 kms. En visviri acaba Chile, o como pone un cartel: Visviri, donde nace Chile. Estos días, como digo, descansar, disfrutar y reflexionar (aparte de otras cosas...). Llegué a Visviri!!!

8 comentarios:

  1. Felicitaciones Jotikas, solo el anterior Presidente lo hizo, Lagos visito todo Chile, pero no creo q lo halla disfrutado tanto.

    Cada vez que alguien me pregunta algo sobre Chile, envez de darles la pagina de Serv Nac ce Turismo les doy tu pagina.

    Claudio
    Saludos desde Valdivia-Chile

    ResponderEliminar
  2. iquique...tierra de campeones dicen por ahi...

    que tu ojos y manos sean dichosas en la ZOFRI


    saludos desde el puerto cada vez mas frio..


    /lumpen

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:47 p. m.

    AHHH claro!!!! Ahora sí vas a las escuelitas y hablàs con los niños y cuando yo te invitè a Etchegoyen hace como dos años...te quedaste durmiendo en casa!!!!
    UFFFFFFFFF!!!
    Bueno, por lo menos espero que cuando pases por buenos aires avises!!! y los hermanos pereyra te vamos a saludar...o venìs vos a lujàn.
    Besos.
    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:44 p. m.

    cabron no expreese de mi pais asi,ers un grandisimo perro...viva BOLIVIA carajo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:34 p. m.

    Soy Boliviana y justamente de Charaña, muy bonito tu viaje y que valores tu país, pero me da pena que hables mal de mi país pero según tu comentario entiendo que te divertiste con los charañeños conseguiste amigos asi somos muy hospitalarios y claro me imagino que te has debido sentir super alto pero las personas de de ese lugar ya sea chilena o boliviana o peruana casi son iguales tu mismo lo has visto y lo comentas, el clima hace que le veas de ese tipo yo conozco arica la eterna primavera como también conozco chillan que está super lejos de arica y veo también la diferencia entre sus habitantes. Pero bien por ti que hiciste ese viaje porque llegaste hasta un extremo de chile y llegaste a Bolivia donde me imagino que dejaste una buena impresión y que esos "amigos" de paso no lean la parte fea que dices de Bolivia en esta página.

    ResponderEliminar
  6. AL CONTRARIO!!! En ningún momento he pretendido hablar mal de Bolivia!!! Todo lo contrario!!! Lo pasé muy bien, y me trataron de maravilla. Y he de volver para seguir conociendo más el país. Si alguien se sintió mal con lo de la altura, disculpas, pero fué algo anecdótico, que las mismas personas con las que estaba lo comentaron antes que yo!!! Escríbeme a mi mail, y hablamos. Pero ante todo, disculpas, siempre intento tratar con respeto a todos los lugares que voy.

    ResponderEliminar
  7. Alpakita1:34 p. m.

    Me alegra que hayas leido mi comentario, se aceptan tus disculpas, pero no era por lo de la altura sino fue por hiciste un comentario: Más suciedad, más barato todo, y más "dejado" todo.... fue eso, con respecto a la altura nada que ver, por ejemplo nosotros somos de estatura baja y nos sentimos bien y que vivimos en un lugar tan alto de Bolivia super orgullosa puedo decir que soy del lugar más frío y alto de Bolivia. Y que tu valoes tu país excelente felicidades sigue así. Que por cierto también conozco tu país se podría decir desde donde nace Chile hasta las tierras de fuego muy bonito gente muy amable y cariñosa, sobre todo en valparaiso y viña. Aprovechando esta oportunidad para desearte Felicidades en esta navidad y por el fin de año que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por volver a escribir, pero me gustaría que me escribieras al correo: jotikass@hotmail.com así podemos comparar vivencias y aprender ambos.
    Por lo que leo... interpretas que soy de Chile. Pero no es así, he estado viajando por ahi´el último año, pero no soy de ahí. Realmente no soy de ningún lado!! Escribeme!!! un saludo

    ResponderEliminar