-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

miércoles, abril 25, 2007

Mañana viajo a "casa"

Llevo como dos semanas en Iquique, en casa de un genio al que voy a echar de menos cuando me vaya de Chile. He pasado por muchos lugares en este viaje, pero nunca me había parado tanto tiempo en un lugar, nunca había vivido tan estable en un lugar, … Pero acá, en Iquique, lo hice.

La razón es que para finalizar mi viaje, quería cumplir un sueño. No conseguí ir a Isla de Pascua (por razones que ya os conté…), así que con el dinero que tenía “presupuestado” para eso, decidí gastarlo en otro sueño, volar. Y en esas estoy.

Iquique es un paraíso dentro del mundo del parapente, uno de los mejores lugares del mundo, y donde se puede volar todos los días. El buen tiempo eterno, lugares idóneos, y el viento que viene del mar… lo hacen un buen lugar para volar, y por qué no, para aprender a volar.

Capaz me sienta en un estado de excitación continuo en estos momentos, pero el hinchar un ala, y lanzarse a volar tu solo… planear por los aires, ver pájaros que te rodean, … es indescriptible. Es más, creo que el próximo viaje lo voy a hacer con dos mochilas, la mía… y la del parapente. No se como, pero lo voy a pensar (no sería el primero que lo hace).

Por lo demás, qué decir de mi vida en esta ciudad, en la que siempre amanece con el sol, sin nubes, y anochece con todas las estrellas brillando. Con una de las mejores playas de Chile, Cavancha. Con uno de los mejores carretes de Chile, increíbles los jueves de Kamikaze y otras discotecas… La pasé mal!!!! Encontré muy buenos amigos y amigas por acá!! Pero la ruta y nuevos horizontes, y sobre todo nuevos planes me llaman.

El próximo paso a dar es volver a casa... sí, me vuelvo a Argentina unos días. Ya echo de menos Argentina, quizás más que mi propia casa... Así que para allá voy. Pero antes de ir, me despedí de mis anfitriones como mandan los cánones, con un buen asado... Me voy de Chile, de la angosta y alargada franja de tierra que se encuentra entre Los Andes y el pacífico, azotada por terremotos y amenazada por tsunamis, con desiertos y hielos eternos, con lagos, montañas y volcanes, con bosques y pampas, con islas grandes, pequeñas y polinésicas... Dicen que cuando Dios acabó de crear el mundo, agarró todo lo que le sobró y lo puso en Chile. Hermoso, no? Y me voy con muy buen sabor de boca!!!! (aparte del sabor a asado.... ).

Tengo ya el pasaje para volver a España, no tan barato como lo pensaba puesto que se me echaron las fechas encima, pero en los días que me quedan los voy a aprovechar a full en visitas, despedidas, asados… pasando por Argentina, y volviendo a Santiago a tomar mi avión. Pero no todo acaba ahí, en España, antes de empezar a trabajar, ya tengo algunos planes (aparte de volar) que tengo que meditar, entre ellos un viaje muy atractivo… Todo se verá, y la ruta mandará. Y en este caso, más que nunca… el viento me llevará.

6 comentarios:

  1. la catalana5:30 a. m.

    Jotas el imprevisible...

    Me alegró un montón ver cómo al final pudiste volar, incluso un poquito más libre si cabe. ¿Para cuando una guía con rutas recomendadas?

    Un besote desde Barcelona

    ResponderEliminar
  2. de verdad un agrado que te haya gustado este lugar del mundo...


    y q dios haya agrardo todo lo q sobró y lo tiró por aca...es la verdad....

    saludos y buenas estrella



    pd_ siempre q veo al osasuna en tv, me acuerdo de ti... sobretodo ayer....supongo que viste el partido?,...

    1-0

    jajaja

    ResponderEliminar
  3. Todo llega a su fin, y por supuesto esto no iba a ser la diferencia, gracias eternamente por darnos la oportunidad de conocerte, y de conocer como vives con tu mochila al hombro. El mejor de los regresos a tu hogar, espero que nos volvamos a ver, mas pronto que tarde.
    Gracias por el correo de despedida y supongo que nos mantendremos conectados a traves del ciber espacio, no dejes de contarnos que es lo que haces en tus días de JUERGA y DURO TRABAJO en SAN FERMIN.
    ADEU
    LORENA RODRÍGUEZ Y FAMILIA

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:59 a. m.

    Kaixo Jotas, bidai berri horretan Alemaniatik pasatu behar ba duzu, nire etxea zurea da.Muxu handi bat.
    AUPA.

    ResponderEliminar
  5. Carolina (Coquimbo)3:46 p. m.

    Mi querido amigo, buen viaje de regreso a España, fue un gusto conocerte, agradezco las lindas palabras dedicadas a mi Chile hermoso...
    Me emociona ver que has finalizado tu viaje...
    Mil Besos

    ResponderEliminar
  6. Andrés Oyarzun Kramm2:21 a. m.

    Kaixo...
    En hora buena amigo JJ.
    Esto es como el ciclo de la vida, naces para morir, y puesto que saliste de viaje, bueno, os tocará volver jaja.
    Estaré esperando tu llegara a España para que conversemos y veamos el asuntico del envio de la bota, para ver cuando dinero sale el vendito envio a Chiloé. ojalá y vuelvas a la islas en una de esas me os alojare en casa de mi padre a ti y al parapente.

    Me despido afectuosamente deseandore el mejor retorno a casa.

    Agur!

    ResponderEliminar