-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

jueves, febrero 05, 2009

Veracruz y alrededores

Cuanto más voy conociendo de este maravilloso país... más me va gustando, y también más perplejo me estoy quedando. Muchos datos llegan a mis oidos, y también muchas preguntas... ¿Como civilizaciones tan avanzadas y que sobrevivieron durante miles de años cayeron en tan solo 2 años ante unos pocos españoles? ¿Cómo fue que tras librarse de los españoles hubo una dictadura de 30 años... y tras ella, una revolución que puso a un mismo partido gobernante durante 70 años? (siendo peor el remedio que la enfermedad). ¿Por qué se metieron en guerra contra EEUU para recuperar un lugar...y perder California, Texas, ...? ¿Por qué me compré el otro día un vaso de piña (fruta troceada) y me ofrecieron echarle chile? (le echan picante a todo, es increible!!!).

Un país en el que se comen al día 1.200 millones de tortillas (o sea, las tortas de los tacos). Un país cuya economía exterior depende del 85% de EEUU. Un país que produce muchísimo maíz, pero que el maiz que consumen lo compran a EEUU porque sale más barato. Un país en el que hay vías de trenes y trenes de mercancías, pero no trenes de pasajeros. Un país que dió al mundo el chocolate, la vainilla, ... Un país en el que los Narcos mandan más que el Gobierno. Un país en el que en Chiapas hay un cartel donde pone "Bienvenidos a Chiapas, donde el pueblo manda y el gobierno obedece". Un país con continuos controles policiales y militares, pero no de pedir papeles; sino en los que los militares estan atrincherados y con chalecos antibalas, y demás armamento hasta los dientes, pareciendo más un estado de guerra civil (incluso por las ciudades). Un país en el que se puede comer de todo a cualquier hora, y así se hace. Un país en el que hay 50 idiomas oficiales. Y ahora me entero, que hasta 1540 o así, el Papa no reconoció que los pobladores del "nuevo mundo" eran humanos, prohibiendo así su exclavitud (pero claro, justo esos años llegaban negros de África que les sustituirían). Un pais, en el que como decia mi amigo de Merida, se juntan la vagancia con la tecnologia (por ejemplo, un cajero en el que no hace falta desmontarse del auto para sacar plata, a estilo McAuto). Un país en el que puedes ir a la Farmacia y comprar viagra y la píldora del día después sin receta, y de paso comprar en el mismo lugar también cervezas, tekila, whisky, ... todo amenizado por música a gran volumen. Un país en el que hay cientos y cientos de tiendas para compra-venta de oro, y todavía más tiendas de Empeño. En fin...

En fin, seguí mi viaje, pasando por Valladolid (ciudad que construyeron los españoles destruyendo un antiguo poblado Maya, en vez de destruir Chichen Itza) y siguiendo por Mérida. Este recorrido bien podría ser realizado en la España profunda, pero no, era la península del Yucatán. En Mérida, capital de las hamacas, pasé un par de días para seguir a visitar unas ruinas, las ruinas de Uxmal.

Tras visitar tantas ruinas, estoy consiguiendo que, aunque jamás en la vida diferencié el gótico del barroco, ahora soy capaz de diferenciar la arquitectura maya de la arquitectura tolteca, o maya del postclásico tardío (por ejemplo). Y aprendiendo más cosas sobre la inmensa historia que tienen estos lugares. Como para los mayas el ser bizco era atractivo y se lo provocaban, o modificaban el craneo, ...

Seguí viajando por Campeche, y ya me fuí para el norte, hacia Veracruz, abandonando así la zona de los mayas y metiéndome más a fondo con los aztecas. Que creían que el mundo era un rectángulo sobre la espalda de un reptil que flotaba en un mar infinito, y que en el centro de este planeta estaba un árbol que daba abundantes alimentos. Aparte, creían que el hombre había sido creado a base de maiz, puesto que éste era su base. Ellos fueron los que expulsaron a Quetzacoatl, el dios de la serpiente emplumada que parece ser fué un hombre blanco con barbas. Pasaron los años, y Moctezuma estaba en el poder. Éste hombre, que era aficionado al chocolate (que lo hacían con cacao, vainilla y más especias), sufrió el varapalo de la llegada de los Españoles en 1519. Sucedió, que alguien le avisó que habían llegado "unas torres flotando en el mar desde oriente", y esa misma noche un rayo cayó en una pirámide y una estrella celeste. Para más inri, el calendario azteca avisaba que en 1519 volvería Quetzacoatl en barco desde Oriente; y claro, Hernán Cortés era blanco con barba... así que sería un descendiente suyo??

Qué más pasó?? Pues que Hernán Cortés, cuando arribo a Veracruz, se encontró que numerosas tribus estaban esclavizadas por los aztecas y se unieron a él para luchar contra Moctezuma. Cortés, ni corto ni perezoso, quemó los 15 barcos con los que había llegado para evitar que la gente decidiera volverse. Así que... rumbo a Tenochtitlán. Donde ahí ya pasó de todo.

Y como dije, llegué a Veracruz, el sábado a la mañana, donde me esperaba Juan Pablo, alias "pollo", trabajador de la Cervecería Moctezuma (o sea, la otra compañía de cervezas mexicana, la que no vende Corona). Me llevó a desayunar unos tacos (con picante, obvio, a las 9 de la mañana) y me dejó dormir en su casa mientras acababa de trabajar. El plan para el fin de semana... era interesante.

Me había propuesto por mail ir a un pueblo llamado Tlacotalpan (Patrimonio de la Humanidad) para participar en las fiesta de la Virgen de la Candelaria. Tal y como me dijo, se ponía muy bueno, y además había pamplonada. O sea, que había toros. Y bueno, pues allí iríamos. Encima, su empresa nos pagó el motel en el que dormimos. Sí, durmiendo en un motel los dos (un motel, un telo, es donde van las parejitas... jaja); así que la de recepción pensó al principio que éramos gays. Y para cenar... pues bien de marisco, porque también lo pagaba la empresa. Así que cóctel de mariscos, pulpo al mojo, ... y nada, estómago bien lleno y a la fiesta.

Resulta, que su empresa había montado un escenario, desde donde había 4 bailarinas y un speaker animando al público de la plaza mientras sonaba reggeaton. Y en ese escenario/palco, había cervezas gratis (obvio, si venden cerveza su empresa, en el palco no iba a faltar). Y como el "pollo" era uno de los que mandaba (pero en otra región) todos le tenían bien considerado, y a mí, el español... pues bueno, alguno incluso pensó que venía de la delegación española de la Cervecería. Todo pintaba bien, cerveza gratis, risas, músicas, palco VIP, ... y así estuvimos la noche del sábado, para irnos a dormir pronto (5 de la mañana) porque el domingo era el día grande.

El domingo... nos levantamos como pudimos, y tras una hora y media de atasco, ahí estábamos, en Tlacotalpan, en el palco VIP a la una del mediodía, viendo los toros mientras el reggeaton sonaba. Lo de los toros... era curioso. Primero diré, que no había vallas, y que tras aparcar el coche, y caminar 10 minutos, nos encontramos sin quererlo ni buscarlo entre dos toros. Eran toros de estos jibosos, y enormes. Y para cansarlos, les hacían cruzar el río nadando (peazo río por cierto). Así que no consistía en correr. Consistía en ponerles cuerdas (para intentar controlarlos un poco), y el resto del público los provocaba (yo diría que los maltrataba). Les llamaban, les tiraban de la cola, alguna se montaba encima... y qué sucede?? Pues que los toros estaban tranquilos, pero de vez en cuando les entraba la rabia y se llevaban todo por delante: gente, coches, mesas, ... Yo lo ví muy bien (desde la altura).

Es más, más peligroso que los toros eran las contínuas peleas. Estos mexicanos se ponen a tomar, y toman y toman, ... y al final, pues salta la chispa por cualquier tontería y a golpes. Pero como la policía está por ahí tan armada, pues tampoco duran mucho.

Y así estuvimos todo el día... aunque hubo un momento bastante "preocupante". El tema fué, que el speaker llamó a 6 chicas del público para que bailaran, el tema era hacer un concurso para ver quien de las 6 bailaba mejor reggeaton. Y claro... hacía falta un varón. A quien eligieron?? Creo que no hace falta responder. La noche anterior ya les había advertido que yo salsa y reggeaton,... como que no, como que me falla el movimiento (jeje); pero no valieron excusas, y me hicieron "bailar" con ellas... y delante de más de 3000 personas. En fin. Terapia de choque, no? La verdad que bailar... no bailé mucho, más bien, me dejé hacer. Varias bailando de pie, otra me quitó la camiseta, otra me sentó en una silla, otra me tumbó... en fin, que hay videos, y que el que los quiera ver, no tengo reparo. Porque para más coxxnes, al día siguiente salí en el telediario de TVAzteca bailando...

Y no todo iba a ser fiesta, también visité Veracruz, ya preparándose para su famoso carnaval. Que la verdad, tras pasarlo tan bien con la gente de la Cervecería, me lo estoy pensando volver para allí... aunque ya se verá. Tras un día por la ciudad, y disfrutar del buen marisco del lugar y del buenísimo café, tiré para el norte.

Ahí visité unas ruinas (si, otra vez), llamadas El Tajín, y que también son Patrimonio, y que a pesar de lo lejos que están de todo, valieron la pena. Quizás fueron las que más me gustaron de lo que llevo de viaje. Con más de 11 canchas de juego de pelota, con muchas estructuras en pie, con la famosa pirámide de los nichos (la de la foto) que contenía 365 nichos (que claro está, coincide con los días del año)... Y como suele pasar en estas zonas arqueológicas, todavía se siguen sacando restos por todos los lados. Cada montañita de vegetación esconde una pirámide destruida por las raices y las plantas y el paso del tiempo. Porque, eso sucede con las ruinas... han sido absorbidas por la Naturaleza de nuevo. Así, dejé uno de los principales productores de Vainilla del mundo; próximo destino, Puebla.

4 comentarios:

  1. Anónimo1:34 p. m.

    Entre ruina, monumentos y visitas, te lo pasas BOMBA. Ojo con las mexicanas, que quieren uno tan majo como tú...No nos abandones...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:07 a. m.

    thanks for writing all the things you are discovering ! that sounds a great travel !!! ;)
    Marie

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:09 p. m.

    hola jotas!!! soy eva.felicidades un poco atrasadas, sq esto de los cumples no es lo mio!!!jajaja. oye perdi tu numero y por eso te escribo por aki, aunq no me gusta mucho, jejeje bueno y q tal tu viaje aunq por lo q he leido mubien, q envidia!!.bueno espero q lo sigas disfrutando mucho, un besito.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Esta tarde me puse un poco al día en tu recorrido y hoy pasé de Laos y Tailandia en una vuelta por mi querido México -nota que termina en el tajin puerta al norte con la huasteca veracruzana, en donde nací-.
    Impresionante lo tuyo y buenísimo!! Mil preguntas...
    Que todo siga chido!!
    Abrazo grande desde Argentina.

    ResponderEliminar