-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

martes, enero 15, 2008

Por el oeste de las Highlands

Tras celebrar fin de año, tenía una semana de fiesta antes de empezar el curso, así que decidí irme a conocer el oeste de ese gran terreno llamado Highlands (o sea, las Tierras Altas).

Fui con Kongway, un chico de Malasia, que vive en Londres, y que yo había alojado por unos días durante la celebración del Hogmanay en Edimburgo. Teníamos nuestros pasajes de ida en autobús, aprovechando una oferta. Empezó el viaje... prometedor: nevando. Y nosotros íbamos más al norte, a intentar subir una montaña, o sea, más nieve todavía. Y así, tras atravesar el maravilloso Loch Lomond, y recorrer el increíble valle de Glen Coe, llegamos a Fort William que sería nuestra base por un par de días.

Braveheart Car Park. Muy cerca grabaron imagenes de la película. Fort William es el pueblo mas importante del lugar, pero no deja de ser un pueblico. Está como a una hora del famoso Lago Ness, pero ese no era mi objetivo para este viaje. Lo que queríamos hacer Kongway y yo, es ascender a la cima del Ben Navis. Este monte es el más alto de Gran Bretaña, y por lo tanto de Escocia, con sus 1400 metros. El asunto es que se empieza desde el nivel del mar, y que 9 de cada 10 días está con nubes, por lo que es un lugar en el que mucha gente se pierde. Bueno, Kongway había estado en el Himalaya, y yo... bueno, había estado en alguna que otra situación extrema, así que no había miedo.

Empezamos temprano a ascender, con una fuerte nevada, y niebla... No prometía el día. Pero bueno, ya que estábamos... Y poco a poco íbamos subiendo. Había más gente, así que el camino se iba marcando. Pero llegó un punto en el que el fuerte viento traía nieve que cubría rápidamente las huellas. Al igual, la espesa niebla que no dejaba ver más de 5 metros; y nuestro sentido común (sí, aun tengo algo de eso...); nos hicieron desistir de hacer cumbre cuando estábamos a unos 1300 metros. Total, subir para no ver nada. Y es que estábamos ahí con mucha niebla, mucho frío (sensación térmica de -15º), nevando, y muchísimo viento, así que decidimos volver para abajo. Lo del viento, era tal que yo estaba con mi poncho al subir... pero lo perdí por el camino. No es que el viento me lo quitara. No. El viento me lo rompió y me lo fué "robando" trocito a trozo. Ouch!! Que voy a hacer sin impermeable en Escocia!!!

Para reponernos del día, al pub del pueblo a tomar unas cervezas, y ahí, al entrar al baño, me encontré la típica máquina de condones que es habitual. Pero estos, no eran condones normales, eran "MacCondons", sí, eso ponía. Y eran con sabor a Whisky Escocés... ¡¡sí, ya no saben que inventar!!

Al día siguiente, Kongway seguiría un camino, y yo otro, pues quería dar un pequeño recorrido por pequeños pueblos perdidos en las Highlands, y a dedo, obvio, para intentar practicar mi inglés.

Paisajes cerca de Glenfinnan (sí, la foto del atardecer está muy mal sacada, pero ese color... es increíble) De este paseíto, destacar que nunca tuve que esperar mucho. Que la gente, hacía lo posible por entenderme (y yo también), y que los paisajes que iba viendo... ERAN PARA VOLVERSE LOCO!!!! Muchos lagos, ríos, montañas,... amo escocia!!!! Y encima, uno de los coches que me llevó, me dijo que si quería ir a visitar un castillo... OBVIO!!! Y ahí me llevó, y encima me regaló su impermeable!!!! yujuuuu. y otro que me llevó, me acompañó y ayudó a buscar sitio para dormir baratito (lo cual es un logro en estos países). En fin, recontento!!! Pude ver un castillo, pude ver inmensas llanura, lindos montes y entrantes del mar, pude ver el lugar en el que desembarcó hace 3 siglos Prince Bonnie Charlie comenzando la rebelión Jacobita que pretendía recuperar la libertad de los Escoceses tras ser sometidos por los ingleses, pude ver el puente de tren en el que rodaron unas escenas de Harry Potter, pude ver las Highlands Cows, pude ver ciervos a 8 metros de mi, ...

Y llegó el domingo. Yo el lunes tenía clase, así que tenía que volver. Estaba un tanto lejos de Edimburgo, así que tenía que tener mucha suerte para volver... y yo andaba pensando en donde podría subirme a un tren o a un bus. En esas estaba, hasta que paró un coche que iba a ... Stirling. Una ciudad que está a 20 minutos de Edimburgo!!!! Yujuuuuu!!! El tipo era un escocés que se fué de niño a Australia, y ahora con sus 65 años, venía para recordar lugares. Me preguntó si me importaba que fuéramos parando por diferentes lugares que el quería volver a visitar... y mi respuesta fué rotunda: "por mi encantado de parar!!" (bueno, algo así intenté decirle en mi "spanglish"). Y eso hicimos... recorriendo lugares, y sacando fotos. Bueno, yo no, porque me quedé sin pilas el primer día (sí soy un boludo, y no tengo fotos de mi viaje, hasta que Kongway no me mande alguna.. :( ).

El asunto es que llegué muy pronto a Stirling, por lo que aproveché para conocer el cnetro de la ciudad antes de seguir hacia Edimburgo. Y ahí visité su Castillo. Hermoso castillo, construído al igual que el de Edimburgo, en lo alto de un volcán muerto hace años. Me quedé con las ganas de visitar el cercano monumento a William Wallace, pero ya era de noche, y tenía que volver a Edimburgo. Eso hice, y a dormir que empezaba mi curso de inglés.

3 comentarios:

  1. señor J, de mas esta decir q me pone muy contento tus andanzas por europa, espero algun dia poder conocerlas en vivo y directo. me alegra mucho saber q estas bien y viajando. ojala vengas prontopara argentina, va vengas a rosario asi te llevo a ver a newells (q no son los que te tiraron piedras), eso si venite con una camiseta del osasuna de regalo y te la cambio por un asado y fernet.
    un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Javi Lucia9:43 p. m.

    k pasa jotikas? Esto es un sindios. Has puesto de moda eso de irte de Pamplona y aquí nos estamos quedando más sólos que el pipas.
    Mas vale que algunos somos fieles a la patria y no nos marcharemos(alguien la tiene que proteger).
    Pasalo bien por ahí.

    ResponderEliminar
  3. Cómo esta el Señor aventura, imagino que estudiando a full, yo por acá en chile pero con mucha visita extrajera, sobre todo alemana, ya llevo 5 de HC. Y una america por otro contacto, este ha sido un verano bien internacional, lo mejor de todo es que apredi a pedir cerveza en aleman, así que no moriré de sed cuando este por aquellos lares.
    Mil besos y cariños
    Suerte en todo, especialmente en los estudios.
    Saludos a tu familia por favor y dile a tu madre que todavía tengo el sabor de aquellos esquistos chocolates que me regalo... Mmmmmmm RICO!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar