-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

miércoles, junio 02, 2010

Llegué a Lima con este camionero, el cual, por suerte tenía que dejar el camión en la parte sur de la ciudad, por lo que atravesaría toda la ciudad y me podría dejar cerca de mi destino. Pero fue llegar a Lima... y zas, atascos por todos los lados. 5 horas en cubrir menos de 400 kms, y llevábamos otras dos horas para atravesar una cuarta parte de Lima. Encima viernes tarde... un caos. Así que como ya se estaba haciendo tarde, le mandaron escolta desde la empresa y bueno, me tuve que bajar ahí mismo; viéndome con mi mochila, en una parada de bus... sin saber qué bus agarrar, ya que todos gritaban calles incomprensibles para mi. Por fin, uno dijo algo que me sonaba conocido y ahí subí.

Mi intención era ir a Lima a pasar el fin de semana, visitando a gente que había conocido en el viaje, y seguir el lunes mi camino. Esos 3 días... se convirtieron en 3 semanas de buena compañías, fiestas variadas, buena comida peruana, las ruinas de Caral (que se suponen fue la primera ciudad como tal de América)... y casi ni me voy. La verdad que me costó, y tras tantos meses viviendo "asilvestradamente" pues me vino bien un mundo "civilizado" para tomar unas vacaciones, y eso que Lima no me había gustado nada en mi primera visita, pero le acabé agarrando gustillo.

Mi siguiente parada fue Huancayo, a donde iba exclusivamente a comer el típico plato de "papas a la huancahína". Me quedé con las ganas de visitar los alrededores... y seguí rumbo hacia el sur, en un lindo viaje por las sierras, atravesando lugares que me recordaban por su colorido a la Quebrada de Humahuaca (pero entre que está más remoto, y no lo promocionan, pues... no lo venden y nadie lo conoce). Y así llegué a Ayacucho. En este momento, ya me encontraba viajando rápidamente, puesto que me quedaban los dias justos para visitar todo lo que quería (y eran muchas cosas).

Ayacucho, es una de las zonas más pobres de Perú, y cuna del movimiento Sendero Luminoso, encabezado por Abimael Guzmán. La ciudad es muy religiosa (con 33 iglesias, sí, justo 33), y con una celebración de Semana Santa muy famosa, en la que hay incluso toros al estilo pamplonica. Como curiosidad... el cuarto de pollo con papas y ensalada, en ayacucho costaba 4 soles, mientras que en cualquier otra ciudad unos 7 soles, y en cuzco... 9 o 10.

Y ahí siguió mi rumbo, a Cuzco. Antigua capital inca. Una ciudad que está a más de 3000 msnm, y que tiene un algo... una energía llamémosle... que atrapa. No es solo por la buenísima joda que tiene todos los días, sino por otras más cosas por las que me hubiera gustado quedarme más tiempo. Para empezar, la silueta de la antigua ciudad del Cuzco (o Cusco, jamás me aclaré) tiene forma de puma, el animal sagrado, y en cualquier mapa de la antigua ciudad se ve. O la energía que uno siente al ver los restos del templo Qorikancha, antiguamente espectacular y con oro, y ahora MALreconstruido en un convento e iglesia religiosa por los españoles que aniquilaron a esta civilización. O las ruinas de Sacsayhuaman, cerca de la ciudad, con piedras imposibles de imaginas siendo movidas hace más de 500 años... sin ruedas ni animales... y bueno, tampoco voy a hacer una guía turística de Cuzco, así que ya está. Me consegui un carnet de estudiante para pagar la mitad en muchas cosas... y listo. (en algunos casos, la mitad supone pagar 25 dólares menos... así que merece la pena). yujuuuuuuuuuuu, otra vez estudiante!!! jeje

Y el Valle Sagrado, al cual le están comenzando a llamar el Valle Chilecito, debido a que muchos terrenos están pasando a manos del vecino chileno, como volviendo a una conquista. No voy a entrar a detallar todos los puntos de vista que hay sobre esto... porque daría para un ensayo político-social... y no. Del Valle Sagrado, con lo que yo me quedaría sería con Ollantaytambo. Un pueblito que mantiene su estructura incaica, con sus calles estrechas, sus canales de agua, y su gran ciudad amurallada que domina el valle. Y esto... camino a Aguas Calientes y el famoso Macchu Pichu.

¿¿Pero como llegar a Macchu Pichu?? Pagando los 33 dólares para ir y lo mismo para volver en el recorrido de tren más caro del mundo?? Tren en manos inglesas-chilenas, por cierto. O caminar 12 horas sobre la vía ferrea desde Ollantaytambo?? Bueno, ni una ni otra. Un bus para Santa María, luego a Santa Teresa, luego a una hidroeléctrica, y tras gastar unos 6 dólares, llegar a un camino que tras 2 horas nos dejaría en Aguas Calientes, pueblo situado en el valle, al pie de la montaña en la que se encuentran las ruinas. Ahí dormimos.

Al día siguiente, comenzamos a subir caminando hacia las 4, ya que tampoco es plan de pagar 7 dólares por un bus que te deja arriba en 20 minutos. Así qeu una hora caminando... para llegar tempranito y asegurarnos uno de los 400 pases diarios que hay a Wayna Pichu, el piquito que está sobre Machu Pichu y que siempre aparece en las fotos.

¿Qué decir de Macchu Pichu? Pues no voy a decir nada... solo que aunque lo había visto cientos de veces en fotos, postales y demás cosas... es algo mágico. El sentarte sobre una de esas rocas, y ver lo que hay delante de vos, imaginar, sentir, ... es mágico. Indescriptible.

Volvimos a Cuzco, y ya al día siguiente me iba a ir, ya que uno de mis objetivos, visitar las ruinas de Choquequirao, no iba a ser posible, porque no me quedaban días para hacer el trekking de 3 días hasta ahí... aunque SE que volveré para hacerlo. Pero antes de irme de Cuzco, tenía pendiente una cosa, una sesion de Ayahuasca, para la cual llevaba todo el día en ayunas.

La Ayahuasca, es una bebida conocida como la "liana que te lleva al mundo de los dioses" famosa por ayudar a entrar en trance y poder encontrar dentro de uno mismo respuestas. Sin embargo, a mi me daba bastante respeto el tomarla con algún desconocido, pero gracias a los Ayllus, conocí una persona, amigo de una pamplonica, chamán, y con ayahuasca que me ofreció, así como su casa. Así que todo fué perfecto... excepto la sesión.  Lo que sí que hay que dejar claro, es que no es una droga, sino llamémosle una infusión, que precisa de un protocolo para su toma. Limpieza del entorno, ahuyentando a espíritus malignos, sacrificios y regalos al dios sol, a la pachamama, a los Ayllus, ... hojas de coca, incienso, mirra, velas, claveles rojos y blancos... y bueno, obviamente, el líquido, la ayahuasca.  Por desgracia, debido a mi ansiedad o al líquido en sí que había perdido potencia, en una hora lo vomité sin llegar a estar en un trance real y completo; cuando la duración suele ser de incluso 5 horas. Pero bueno... seguramente lo repetiré.

Y nada, así al día siguiente, me subí en un bus que me llevó a Puno, de ahí a desaguadero, donde dormí, y ahí otro a La Paz, para volver a Bolivia donde tenía muchas ganas de visitar varios lugares importantes que no visité en mi camino hacia el norte... la pena que no me quedan muchos días...

1 comentario:

  1. A mí me pasó algo parecido, la primera vez.
    Saludos Jotikas

    ResponderEliminar