-------------------- El Viajero ----------------

Nacido en Pamplona, capital del viejo Reyno de Navarra. Con 25 años, para algunos muy tarde para algunos muy pronto... decidí varias cosas: Me encontraba inmerso en un estilo de vida que no me satisfacía plenamente, ya que daba igual que tuviera 25 años o que tuviera 50, iba a seguir haciendo lo mismo, y con lo mismo para contar cada día. Así, que empaque la mochila ... y partí un día 6 de octubre de 2005 hacia Buenos Aires, donde empecé algo... que no se cuando acabará. Mi objetivo principal es VIVIR, y a la vez, sentirme vivo. Viajar... una forma de vida. No consiste en llegar a un lugar, sino disfrutar de cada segundo del camino, cada lugar, cada persona, cada grano de tierra, cada atardecer como si fuera el último y el más lindo... Y en eso consiste mi viaje, no llegar a ninguna parte... vivir viajando; al fin y al cabo, VIVIR. Y desde aquel momento, me considero la persona más feliz del mundo, con una riqueza inmaterial que nadie me puede quitar y nadie puede comprar, que no depende de nadie. Como una vez leí, las cosas verdaderamente buenas de la vida, no son cosas ni tienen valor. Aprendo, vivo y disfruto; entonces ¿por qué parar de viajar?
jotikass@gmail.com

jueves, enero 13, 2011

Templos de Bagan, y rumbo al sur de Myanmar

Bagan... seguramente todos habeis visto alguna vez de pasada fotos de este lugar. Una extensa llanura en la que a los reyes de la epoca les parecio que nucna eran suficientes templos, y les dio por construir mas y mas templos. Incluso hoy en dia se siguen construyendo templos por parte de familias que quieren agradecer algo a Buda y demas.

No me voy a liar pero el lugar es increible. Templos por todos los lados, hermosos atardeceres (y dicen que tambien amaneceres, pero eso no es para mi). Asi que si queres ver mas fotos hay un enlace al final del post, y si queres mas, pues me pedis, porque esto de la era digital facilita tomar cientos de fotos sin darte cuenta....

Y bueno, tuve suficiente con tanto templo y tanto Buda, asi que segui camino, pasando por el monte Popa, que como viene siendo habitual, esta coronado por un templo en lo alto del monte.

El tema que entre viajar en pick-ups api;ados como animales, viajar en un autobus que creo que era del gobierno (lo cual no le privo de la tipica averia), y acabar en un cruce de carreteras a las 4 de la ma;ana para subirme a otra pick-up... llegue a Bago. Nuevamente, mas templos y templos y templos.... pero tras Bagan, ya estaba saturado, queria algo mas natural.

Asi que un dia fue suficiente para subirme al siguiente bus en direccion Hpa-an. Un pueblito al sur, que fue lo que necesitaba. Naturaleza,  monta;as, no mucho turistas, algun que otro templo... y contacto con la gente. Se mezclo el que ya estaba habituado a la cultura local, con algo de vocabulario, y el que la gente es muy pura; asi pase dias jugando a las damas con los trabajadores del templo. Uno de ellos, que trabaja sacando fotos, que luego imprime y las vende, me saque fotos jugando con los hijos del que vende souvenirs... y me las regalo, no aceptando ningun pago. Simplemente, un "gracias" en el idioma local, y la promesa de que volvere algun dia para intentar ganarles jugando a las damas (ya que en esta ocasion el resultado fue.... 99% de partidas perdidas!!! y bueh, se la pasan jugando todos los dias!!!).

Se me acababan los dias de la visa, asi que baje navegando por un rio hasta Mawlamyne (o algo asi), donde quitando la actividad cercana al rio, su comida variada y sus templos (como no), tampoco hice mucho.

Y comence mi camino de vuelta hacia Yangoon. Primero en tren, hacia Kyakytiyo, donde esta la roca dorada. Pero este viaje en tren... fue muy interesante. Primero, saliendo de Mawlamyne, cruzando un puente, miro por la ventana y veo como una bicicleta nos adelanta. Me fijo si quizas era una moto... pero no, era una bici!!! No puede ser!!!!!! Pero si, eso pasa en Myanmar, las bicis adelantan al tren. Y es que las vias no estan en muy buen estado. Lo normal es ir dando saltos, y hubo varios momentos que yo pensaba que se les iba de las manos, ya que era salto tras salto, pero que te despegaban el culo del asiento... yo me moria de la risa... pero bueno, debe ser lo normal. Y estan preparados, ya que los continuos vendedores de cualquier cosa que van por el tren con sus bandejas sobre la cabeza, no pierden el equilibrio.

Al principio del viaje, hubo un joven monje que se sento al lado mia. Hablaba un poco de ingles, y comenzamos a charlar aunque no muy fluidamente. Pero habia por ahi un militar, muy serio, que le llamo y le dijo algo... y bueno, el monje se fue a otro vagon.

Seguimos viajando, paradas, gente sube, gente baja... y en un momento me fijo que los vendedores no pasan por mi vagon. Y los que pasan, lo hacen rapido y sin vender... y es mas, cuando pasan a mi altura en el pasillo, hacen como una reverencia agachandose un poquito y bajando la cabeza. Al principio pensaba que seria para evitar golpearse con algo del techo... pero no, no puede ser que todo el mundo haga una reverencia. Hasta los ni;os... Miro hacia atras y veo al militar del monje, vigilando el vagon. Miro al otro lado del vagon, y veo lo que parecen guardaespaldas (y si, tanto tiempo viviendo en Pamplona, uno los identifica!! jaja). El tema que yo ya andaba haciendo especulaciones... joder, tan controlado esta el tema?? Habia pasado tres semanas en Myanmar y nunca me habia percatado de algo similar. Seria porque ahora estoy fuera de la zona mas turistica?? El tema que me iba riendo por los saltos, por las reverencias... hasta que me fijo en el tipo que iba al otro lado del pasillo. Y veo que en cada parada le regalan una botella de agua, le dan un informe... y ya mi mente adormilada junto los cables. Las reverencias... no eran para mi. jooooooo!!! Eran para este tipo que debia ser algun cargo conocido, ya que la gente lo sabia y hacia reverencias.  En fin, fue bonito mientras duro...

Y llegue a donde llegue. Con el objetivo de subir a la Roca Dorada. Una gran roca (ahora dorada), que tiene una estupa sobre ella. Es curioso que tras tanto terremoto y tanto tiempo siga en equlibrio, y claro esta, como todas las cosas curiosas, se ha convertido en punto de peregrinacion nacional. Y ahi estuve yo, viendo el espectaculo, y bajando caminando 11 kilometros en la noche para llegar a mi habitacion.

Y al dia siguiente, toco volver a Yangoon, nuevamente en tren. Interesante de nuevo!!! Se acababa mi viaje en Myanmar, un pais espectacular, que me impacto muchisimo (ya habeis visto que escribi varios capitulos). Es algo totalmente diferente a todo lo visitado (y eso que he visitado unos cuantos lugares). Una cultura, una gente, una hospitalidad, una calma.... unicos. Y me quedo con la espinita clavada de no haber podido salir mas del circuito turistico, aunque espero que no pase mucho tiempo antes de que vuelva a visitar lugares mas alejados. No queda mas que subirme al avion y volar a Bangkok. Vuelta a Tailandia, vuelta a la ruta asiatica, vuelta al presente.


Mas fotos en...


Bagan
varias sur myanmar



1 comentario:

  1. Anónimo3:02 p. m.

    Me he kedado fascinada con este paisaje que no conocia,pero que desde que lo he visto no paro de buscar informacion sobre el.Me refiero a los templos de Bagan.Para mi uno de los lugares mas bonitos que he visto y que si puedo visitare algun dia

    ResponderEliminar